Como sabemos, el Perú es conocido por su rica variedad de flora y fauna y la enorme diversidad de micro-climas, contando con 27 de los 32 tipos de clima del mundo que se encuentran dentro de sus fronteras.

Esta es la riqueza natural que proporciona nuestro país a América del Sur. A partir de una gran fuente de cultivos como frutas, verduras, café, cacao y superalimentos para exportar al resto del mundo. Sin embargo, al mismo tiempo, Perú se encuentra en  tercer lugar a nivel mundial por su vulnerabilidad al cambio climático.

El calentamiento global ha elevado la temperatura del medio ambiente por casi 2 º C, lo que según los estudios realizados podría afectar al “Invernadero natural” del Perú.

Esto plantea un reto importante para los agricultores y exportadores que ven su producción afectada por el impacto del cambio climático.

La historia del clima del Perú muestra que los riesgos climáticos principales que han afectado la agricultura y la economía, son las temperaturas altas,  glaciares en desaparición, periodos de intensas lluvias y fenómenos climáticos extremos.

Un claro ejemplo son los eventos climáticos de este año.

De enero a abril, todo el mundo se sorprendió por las imágenes de avalanchas e inundaciones en varias regiones del Perú. Más de 56 mil hectáreas de cultivos como uvas, mangos y plátanos (La mayor parte de las exportaciones agrícolas del Perú) han sido dañadas.

“Por otro lado, si recapitulamos la historia, se sabe que en Perú ya habían sucedido, climas variables  que causaron  la pérdida de hectáreas de cultivos en casi la mitad del país.”

Los cultivos naturales en Perú son producidos principalmente por pequeños agricultores. Los cuales en gran mayoría son vulnerables a fenómenos meteorológicos extremos.

Según un estudio publicado por el centro de comercio internacional, esto es debido a la falta de información, baja capacidad de adaptación y acceso limitado a programas de apoyo técnico y financiero.

Aunque se necesitan mucha inversión en tecnologías que ayuden a enfrentar el cambio climático (como cultivos resistentes a la sequía, la agricultura hidropónica y la construcción de malecones para evitar fenómenos de marea), pequeños y medianos productores son generalmente renuentes a adoptar el cambio del proceso que significa implementar estás nuevas técnicas y prevenciones.
La mayoría de exportadores declaran que el cambio climático es un gran reto, y que  para enfrentarlo, se necesita una mejor y mayor información, ademas del capital financiero y así poder responder a los desafíos y bajas en el tiempo.

peruvian-clima-minEl gobierno peruano es consciente del problema y ha integrado el cambio climático en varias estrategias nacionales, incluyendo el sector agrícola.

La estrategia peruana para la gestión del riesgo de desastres y adaptación al cambio climático del Sector agrícola (PLANGRACC-A) incluye US $ 700 millones más que hace 10 años para proveer las prioridades de adaptación ante los desastres.

El principal desafío para el sector privado es  generar una producción sostenible y competitiva, de acuerdo al modelo de negocio y consumo, que debe basarse en principios de economía circular, uso eficiente del agua, residuos y suelo, energías limpias y la inclusión.

Dejar respuesta